Y como no se pudrió…Blancanieves
El punto rojo